Relato de un pescador y una sirena, ( mitología ).




Relato de un pescador y una sirena, ( mitología ).





     Los pescadores que por su propio trabajo, en donde el peligro esta casi siempre presente, les hacen personas curtidas, sabedores de la grandiosidad y el poder de los mares y de la insignificancia de nuestra propia existencia.

     Voy a relatar la historia de Andrés un pescador que solía ir a pescar solo con su embarcación, y se adentraba en la noche en busca de mejor pesca.


     Aquella noche parecía tranquila, se acercó al muelle, y arreglo los aparejos y todo lo necesario luces y demás .

     Ciertamente nuestro personaje no sabía lo que viviría en carne propia, era una noche como otra cualquiera de las tantas nada podía presagiar lo que iba a suceder.

    Andrés alumbraba con su foco aquella espesa oscuridad, hacia un poco de frío, las olas rompían contra la madera del barco, y este se balanceaba con fuerza el mar estaba algo encrespado, pero Andrés decidió no dar la vuelta, ya que necesitaba los ingresos que le podía reportar la pesca de esa noche.

     La embarcación una lacha, que tantas batallas ya tenía a sus espaldas rompían  las olas  una tras otras, encontró Andrés el lugar donde tantas veces había calado sus aparejos, paro y con sus manos engarrotadas por el frío, fue echando los aparejos en aquella zona, y se sentó y se abrigó al respaldo en el havitaculo del barco, y echó un cigarro, como siempre.

    Ya habían pasado puede que media hora,  y el mar dejo casi de pronto de estar agitado a pasar en calma, eso le extrañó bastante no era normal que eso ocurriese en tan poco tiempo.
Andrés noto que el frío se fue desvaneciendo, parecía que todo se había muerto a su alrededor, hasta el propio mar, y la luna brillaba con mas fuerza que otras veces.

     Andrés sintió estar en otro lugar incluso se sentía bien , no pasó mucho cuando la embarcación dio un golpe fuerte, había tropezado con un especie de roca que sobresalía del raso de las aguas, no recordó nunca haber visto esa enorme roca, Andrés estaba algo asustado todo aquello parecía increíble, de pronto se escuchaba unos lamentos, la voz como una mujer, que lloraba, y se escuchaba en la parte posterior de la roca, Andrés que pensó que podía ser alguien que necesitaba ayuda, se dirigía hacia allí.

     Cuando fue torciendo vio una luz que casi no le deja ver, y dibujo la forma de una mujer muy bella, que se encontraba sentada en la orilla de la roca, su pelo rubio, y su ojos saltones, y mirada triste que lloraba lagrimas de perlas, Andrés creyó vivir un sueño que no era cierto lo que estaba viendo,  pero quería ayudarla y no sabia como. 

      Esta bella mujer le miró y Andrés sintió atravesar su corazón y vio como el cuerpo de este ser mítico salían aletas y su cuerpo estaba lleno de escamas brillantes, antes de  terminar  te puede interesar  la  segunda  parte  de  este  relato.

     En un instante una espesa niebla la cubrió,  y desapareció dejando tan solo una concha de mar, Andrés la cogió y la guardó,  todavía cuando sale a faenar Andrés espera volverla a ver en las noches de luna , ya que se apoderó de su corazón. y tan solo le dejo un recuerdo que guarda que coge con sus manos y se la pone al oído para escuchar el sonido de su voz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tragarse cristales, una enfermedad, ( Hyalophagia ).