El misterioso palacio (de Purullena)


El  misterio del palacio de Purullena.



    Según  cuenta  una  leyenda  antigua,  de  la  ciudad  del  Puerto  de  Santa  María,  de  la  existencia  de  unos  hechos  paranormales  cuya  protagonista era,  Juana  Ortuño  Ramírez,  hija  de  Agustín  Ortuño,  marqués  de  Villareal y  de  Purullena. 

    La  leyenda,  contaba  que en  este  palacio,  que  pertenece  al  siglo  XVIII,  y  que  se  vivió  unos  desgraciados  hechos,  empezando  a  describirlos,  diremos  que  el  marqués  de  Purullena,  llegó  a  esta  ciudad  procedente  de  Nápoles,  sobre  el  año  1730,  tenía  como  actividad  el  comercio  de  ultramar,  con  lo  que  llegó  a  amasar  una  considerable  fortuna,  que  le  posibilitó  la  construcción  de  tan  majestuoso  palacio.

    En  tiempos  recientes,  y  de  eso  hace  ya  algunos  años,  recuerdo  siendo  niño  pasábamos  por  la  acera,  y   se  veía    a  través  de  las  ventanas,  que  se  encontraban  en  estado  de  abandono.
La  gente  lugareña  siempre  fue  conocedores  de  la  leyenda  que  pesaba sobre  este  palacio,  ciertamente  imponía  tan  majestuoso  edificio. 

En  el  palacio  de  Purrullena  no vivía  nadie,  tan solo  algún  gato,  que  en  estos  lugares  siempre  estuvieron  de  ocupas,  en  las  diversas  casas  abandonas,  que  por  diferentes  motivos  hubieron  muchas  por  aquel  entonces,  también  en  parte  por los  costosos  mantenimientos,  sea  como  fuere,  la  historia  que  se  contó  siempre,  fue  que  el  marqués  tenía  una  hija,  y  esta  se  enamoró  de  uno  de  los  esclavos  de  este,  y   que  procedía  de  uno  de  sus  buques que  vino  de  las  Indias.  su  padre  al  enterarse  de  aquello,  tuvo  un  ataque  de  ira,  y  según  se  cuenta,  emparedó  a  su  hija  viva,  dentro  del  mismo  palacio,  en  una  de  sus  habitaciones,  y  que  incluso  llegó  a  dejar  los  cabellos  de  su hija  fuera  de  la  cámara,  para  comprobar  que no  escapaba,  hasta  que  falleció,   en  cuanto  a  la  suerte  del  joven,  no  está  clara  la  suerte  que  corrió,  ya  que  existen  varias  versiones,  unos dice  que escapó,  y  otras fuentes  que  fue  ejecutado  por  el  marqués,  y  lo  que  se  cuenta,  es  que  desde  entonces  el  espíritu  de  la  desafortunada  hija,   habita  entre  las  paredes  de  este  palacio. 

     Son  muchos  los  testigos  de  hechos  extraños,  vecinos  que  han  visto ruidos  y  luces  en  la  noche,  cuando  estaba  totalmente  cerrado.

     Otro  caso  por  contar  algo  más   reciente,  fue  lo  ocurrido  a  unos  trabajadores,  que  se   encontrándose  trabajando  en su interior,   estos   fueron  testigos  de  unos  hechos  paranormales,   entre  los  que  se  encontraban,  los  lamentos  de  una  joven, con  lo  cual  salieron  despavoridos  al  exterior.

    Como  dato  curioso  se  sabe  que  entre  el  catálogo  de  obras  de arte  del  palacio,  figura  un  cuadro  donde  se puede  apreciar  a  la  dueña,  liberando  a  un  esclavo.

     Pero  otras  voces,  que  en  este   caso  se  trata  de  una  persona  experta  y  estudiosa  de  temas  históricos,  pudo  comprobar  que  la  hija  del  marqués  no  murió,  y  que  incluso  llegó  a  tener  descendencia,  y  que  tan  solo  fue  una  leyenda,  que  por  aquellas  fechas  se  esgrimió  para  mantener  asustados  a  los  jóvenes  y  niños,  ya  que  en  esta  zona  se  encontraban  varios  prostíbulos,  sea  como  fuere  no  cabe   duda,  de  que  este  palacio  destacó  a  nivel  de  misterios,  entre  los  cien  palacios  antiguos  con  los  que  cuenta  la  ciudad  del  Puerto  de  Santa  María.



Puede que te pueda interesar: Criptozoología, EL  MEGALODÓN, (Juan Manuel García).







Entradas populares de este blog

Tragarse cristales, una enfermedad, ( Hyalophagia ).