Misterioso caso en la carretera de Extremadura, ( Cáceres y Navalmoral de la Mata).



Misterioso  caso  en  la  carretera de  Extremadura, ( Cáceres  y  Navalmoral  de  la  Mata).

Resultado de imagen de niebla  espesa  carretera

     Este caso que voy a relatar, pasó en el año 1984, los protagonistas de estos hechos, fueron Luis Hidalgo, y Celia Álvarez.

     Todo ocurrió, en la carretera N-V,  que transcurre entre Cáceres y Navalmoral de la Mata.

     De vuelta de haber hecho unas gestiones, y conduciendo su  Renaul 12, y ya a la altura del puente que se encuentra entre Puerto de Miravete, y una desviación a Romangordo, apareció de la nada un extraño muro que cortaba toda la carretera, de lado a lado, la reacción de Luis,  fue frenar automáticamente, para evitar la colisión, provocando que el vehículo se quedase desplazado a la derecha, y acto seguido desapareció sin dejar ningún rastro este muro.

     Tanto Luis como Cecilia describieron que el muro era de color gris, que su forma recordaba construcciones antiguas, que parecía que había llegado del pasado.
Este matrimonio al presenciar esto,  no quisieron darle mas vueltas al asunto, o bien no se lo querían creer, y siguieron su marcha.

     Ya en el año 1993,  volvió a tener esta familia otro caso similar pero esta vez en la Nacional V, hablamos de unos nueve años mas tarde.

     Conducía  Luis   desde Talavera de la Reina, hasta Navalmora de la Mata, pero en esta ocasión tenía la particularidad significativa, que esta vez viajaban dos ocupantes mas, como eran la nuera de ambos, y la hermana de Luis, que venían de vuelta de visitar a unos familiares.
      Aproximadamente sobre las diez de la noche, en el mes de octubre, y conduciendo un Opel Kadett, y   que  se encontraban en ese momento justo detrás de un camión, y   cuando  ya estando a la altura de Torralba de Oropesa, apareció una niebla espesa de repente, que fue transformándose en  una  niebla  oscura en un instante.

     Las  luces del coche, no lograban iluminar esa oscura niebla,  le obligó con visibilidad nula desplazarse a la derecha, para evitar un accidente, tanto a Celia y a Luis, les hizo revivir la situación vivida años atrás.

     Hay que recordar,  que en el coche,  viajaban cuatro personal,  y todos eran testigos, de lo que estaba ocurriendo y lo que estaba por ocurrir.

     Al poco de estar en esa inmensa niebla espesa, que imposibilitaba la vista, se  escuchaba como el volumen de tráfico en esa carretera aumento en un instante, en una carretera con poco tránsito, y como los mismo iban a una alta velocidad inusual a las características de la meteorología  en ese momento, además poniendo en serio peligro eminente a los cuatro ocupantes, llegando incluso a vivirse,  una sensación de pánico, que ocasionó la intensión de bajarse del coche, por parte de la hermana de Luis, cosa que pudo evitar.

     Luis con peligro para su vida, bajo con mucho cuidado,  y con una gran incertidumbre  por  lo  que  pudiese pasar.

     Cuando Luis puso los pies en el suelo,  la espesa niebla desapareció por completo, y seso la circulación de vehículos, no se veía ningún tráfico de lado a lado de la carretera.

     Los cuatros,  no podían explicarse,  lo que les habían ocurrido, y tan solo querían llegar lo antes posible a su destino, por miedo  a que algo parecido pudiese volver a ocurrir.

     Cuando llegaron a su casa, contaron todo lo que les había pasado a su hijos.

     Luis, quería de alguna forma,  encontrar una explicación lógica a todos estos misterios, y decide revisar el coche en busca de algún tipo de avería, o fallo de escape de humos,  o algo a que aferrarse, para  buscar  una  explicación   lógica.
.
     Tras la inspección,  el coche se hallaba en correctas condiciones, no se le apreciaba nada anormal, ningún escape, etc.

     Luis había pasado la ITV hacía dos días, y se fijó en la etiqueta de la revisión, que se encontraba en la palanca de cambios, donde aparecía anotado el kilometraje  efectuado por el vehículo hasta ese momento, miro luis el cuentakilómetros del coche,   y   comprobó que tenía 2000  kilómetros mas,  de los que reflejaba la revisión efectuada hacia dos días.

     Hay que decir,  que Luis no utilizó el vehículo en esos dos  días, tan solo en este viaje, de Navalmoral a Talavera, que son 200 kilomentros  ida y vuelta.

     Realmente es un caso muy extraño, con cuatro testigos, y es difícil  negar la evidencia de  que algo  ocurrió,  para  algunos  una  puerta  a  otra  dimensión, estos  son   unos  datos  contados  por  los  protagonistas  de  estos  hechos, cada  cual  le  debe  de  dar  su  interpretación  de  los  mismos, para  ser  críticos, y  de  esta  manera,  buscar  la  verdad  de  las  cosas que se  escapan  de  toda  lógica  terrenal.





Puede que te pueda interesar: LA  LEYENDA  DE  LA  REINA  LOBA, ( Juan Manuel García )
     
                                      


Entradas populares de este blog

Tragarse cristales, una enfermedad, ( Hyalophagia ).