Las sirenas ocultas entre los mares.



Las sirenas ocultas entre los mares.

 


 .

     La Sirenas mitad humanos y peces, según la tradición griega la elevaban a genios marinos, su procedencia no se sabe. Algunas versiones antiguas griegas, dicen ser  hijas de Melpómene y Aqueloo (primogenito de los dioses-ríos), aunque existen otras versiones de otras procedencias.

     Según el poeta Ovidio, las Sirenas no tuvieron la misma fisonomía, al inicio eran mujeres que gozaban de una gran belleza compañeras de Perséfone(diosa del mundo subterráneo y compañera de Hades). Otra versión  dice que su transformación física se debe a un castigo de Demeter, en la mitología se decía que Afrodita le quito la belleza, por que despreciaba el arte y el amor.
Según el mito más extendido, se hallaban en una  isla del Mediterráneo, frente a las costa italiana meridional, cerca de la isla de Sorrento, se cuenta que la música que tocaban provocaban en los marinos una atracción irresistible, que era fruto del sonido de la música, y que aturdidos perdían el control del barco y encallaban en los arrecifes. Y  estos marineros eran devorados por las Sirenas.
Dejando atrás la mitología, en la historia incluso en la actualidad muchos han sido los casos de avistamientos, el naturalista Georg Wilhem Seller  afirmó haber tenido un encuentro cercano, según relataba durante un viaje a Alaska, en el 1741 el 10 de Agosto, cerca de la isla de Aleutianas, la tripulación del buque y el propio naturalista observaron:
“La bestia tenia medía metro y medio de largo y su cabeza parecía la de un perro, con unas orejas erectas y puntiagudas. A ambos lados de sus labios colgaban unos pelos con bigotes. Sus ojos eran grandes y su cuerpo redondo y grueso, haciéndose más delgado hacia la cola.”
El naturalista lo calificó como “mono de mar”. Es posible que se debiera a una mutación de algún animal marino o a alguna especie sin catalogar. Otro caso fué en el año 1515,  en un libro que publicó Honrad Gesner, que lo tituló “Historia Animalium” en la cual aparece una criatura con cuerpo lleno de cartílagos, que tenia brazos que se asemejaban al de un mono, pero que tenia cola de pez, esta criatura fué hallada en el Mar Rojo y se le denomino “simia marina.
No cabe duda que algo de cierto puede haber si tenemos en cuenta la inmensidad de los mares y lo que aun no sabemos de ellos, son muchas las especies marinas, que en alguna ocasiones aparecen en las playas y que están sin catalogar.






Entradas populares de este blog

Tragarse cristales, una enfermedad, ( Hyalophagia ).