El tesoro del carambolo.


El  tesoro  del  carambolo,  misterio  a  la  luz.

Resultado de imagen de tesoro del carambolo
VISITAR  EL  COSMOS.

     En  la  localidad  de  Camas,  sobre  un  cerro  pequeño,  que  se  denomina  “ El  Carambolo”, encumbra  un  misterio,  que  aun  hoy  día,  no  se  ha  podido  aclarar  en  su  totalidad,  por  los  arqueólogos.

     Si  quisiéramos   llegar  a  su  origen,  tendríamos  que retrotraernos  a  la época  de  Cristo,  incluso  antes,  de  donde  nació  una  leyenda,  donde  refería  que  en   aquel  lugar  se  encontraba   un  tesoro  de  un  inmenso  valor.

     Ya  con  el  tiempo,  esta  leyenda  perdió  toda  credibilidad,  sobre  todo  porque  parecía,  una  de  las  muchas    que   no  tenía  viso  de  tener  realidad, curiosamente   y  sin  que  nadie  lo  buscase  afloró  a  la  luz,  y  dando  realidad  a   aquella  leyenda.

     El  tesoro  del  Carambolo  fue  encontrado  el  30  de  Septiembre  de  1958.

     Estos  terrenos,  fueron  adquiridos,  por  la  Real  Sociedad  de  Tiro  Pichón  de  Sevilla,  ya  realizando  unas  obras,   para  albergar  un  torneo  de  importancia  internacional.

     Gracias  quizás  a  la mala  colocación,  o  a  que  no  le  gustó  al  arquitecto,   la  posición  de  las  ventanas,  ordenó  hacer  una  excavación  de  unos  quince  centímetros,  en  el  transcurso  del  rebaje  del  terreno,  un  operario, llamado  Alonso  Hinojos  del  Pino,  encontró  entre los  escombros  un  brazalete  de  oro  de  24  quilates,  al  ver  que  le  faltaba  un  trozo,  se  dispusieron    con  sus  compañeros  intentar  localizar  el  resto  que  le  faltaba,  cual  fue  la  sorpresa  de  todos  cuando  al  poco,  otro  compañero  encontró  otro  objeto,   en  concreto  un  recipiente  de barro  que  contenía  en  su  interior  más  elementos  preciosos,  ya  esa  circunstancia  motivó   que  a  los   trabajadores  les  invadiera la  dudas,  unos  creyeron  que  eran  joyas  de  un  alto  valor  económico,  y  otros  que  eran  falsas,  pero  se  dieron  cuenta  de  que  eran  reales,   y  que  podían  tener  un  alto  valor  histórico.

     Esta intuición  de  estos  trabajadores   hizo,  que  pusieran  en  conocimiento  del   hallazgo,  al  poco  llegó  el  arqueólogo  Juan  de  Mata  Carriazo,  lo  examinó  comprobando  sin  lugar  a  dudas  que  era “  un  tesoro  digno  de  Argantonio “,  que  fue  el  último  rey  Tartésico,  uno  de  los  primeros reyes   de   Andalucía,  en  estudios  realizados  posteriormente  se  pudo  determinar  que  eran  de  un  solo  hombre,  que  lo  portaría  en  el  momento  de  alta  distinción.

     En  investigaciones  recientes,  se  discrepa  en  cuanto  a  su  origen,   generando  la  teoría  de  que  este  tesoro,  fuera   un  santuario  dedicado  a  Astarté  y  Baal,  dioses  Fenicios,  y  que  todo  lo  encontrado  podía  ser  el  ajuar  de  un  sacerdote.

     Pero  sigue  sin  estar  nada  claro,  y  no  hay  acuerdo,   la  pregunta  porque  se  se  guarda  con  tanto  celo  en  la  caja  fuerte  de  un  banco,  y  cuál  es  la  causa  por  la  que  tan  solo estuvo  expuesto  unos  meses,  en  el  Museo  de  Arqueología,   y  porque  se  destituyó  al  Duque  de  Alba,  Don  Jesús  Aguirre,  como  comisario  de  la  exposición  universal  de  Sevilla,  cuando  quiso,  sin  ningún  éxito,  solicitar  una  réplica  del  tesoro.


       Puede que te pueda interesar: LA  LEYENDA  DEL  CASTILLO  GARCIMUÑOZ, ( Juan Manuel García )


                                                         

Entradas populares de este blog

Tragarse cristales, una enfermedad, ( Hyalophagia ).