Combustión espontanea, ( el misterio oculto ).



Combustión  espontánea, ( el  misterio oculto ).


Resultado de imagen de llama  noche

La  combustión  espontánea  en  humanos,    es  un  hecho  que  está  documentado,  y  se  trata  de  la  combustión  de  un  modo  súbito   sin  una  causa  justificada  externa,  todo  indica  que  está  provocada  por  la  alta  temperatura  generada  en  el  interior  de  cuerpo.
Las  teorías  han  sido  de  muchos  tipos,  y  no  concluyentes,  diremos  que  desde  el  siglo XVII  se  ha  podido  constatar  varios   decenas  de  estos  casos  misteriosos.
Cuando  ocurre  una  combustión  espontánea,  parece  que  al  relatar  lo  hechos,  se  indica que  el  fuego  aparece  rápidamente  sin  esperarse,   localizado  en  el  cuerpo,  y  en  un  espacio  corto,  incluso  en  segundos,  el  cuerpo  se  reduce a  cenizas  de  un  color  grisáceo,  y  lo  más  curioso  sería  que  todos  los  objetos  que  le  rodean  se  quedan  intactos,  incluso  la  ropa  de  las  propias  personas  pueden  llegar  a quedar  sin  ningún  signo  del  fuego,  partes  del  cuerpo  pueden quedar  como  son  las  piernas  o  pies,  pero  sin  quemaduras  aparentes.
Buscando   explicación  lógica,  el  cuerpo   humano  es  en   su   componente  mayormente   agua,  las  tres  cuartas  partes,  lo  que  lo  hace  difícil  de   quemar,  necesitaríamos  una  temperatura  entre  los  760  y  1200º y  durante  aproximadamente  tres  horas,  y  no   sería  total  quedando  restos,  por  todo  ello  los  casos  se  presenta  inexplicables   para  la  ciencia  oficial.
Pero   si   queremos   ser  críticos,  aunque  pueda  haber  estudiosos  de  estos temas   que  lo  den  como   verdadero,   habrá  que  decir   que  las  víctimas  en  todos  los casos  se  encontraba  solas,  no  existe  casos  con   testigos  directos,  y  eso  también  puede  ser  sospechoso.
El  primer  caso  de  combustión  espontánea  conocido  se  produjo  en   París,  el  año  1973,  por  una  persona  alcohólica  su  cuerpo se  redujo  a  cenizas,  pero  la   cama  donde  se  encontró  estaba  intacta aunque  era  de  paja.
Otro  caso  de  combustión  espontánea   ocurrido  fue  la  de  la  condesa  Cornelia  di Bandi  de  Cesena,  de  62  años,  los  restos  fue  encontrado  por  su  doncella,  y  estaban  en  cenizas,  pero  piernas  y  brazos  se  encontraban  sin  ningún  signo  del  fuego,  y  la  cama  también  en  esta  ocasión  no  sufrió  daño,  aunque  aparece  una  lámpara  de  aceite,  como  fuente  de  la  ignición,   todos  estos   datos,   se   encontraban  descritos  en  un  artículo  de 1746.
La  lista de  casos  son  todos  similares  y  son  muchos,   pero  sin  ningún  testigo,  de  tal  manera  que  es  difícil  afirmas  por  ejemplo  que  se  produzca  el  fuego  de  forma  espontánea  y  rápida,  y  también    habría  que decir  que  una  fuente  de  fuego  a  baja  temperatura  y  durante un  largo  periodo  de  tiempo  podría  llegar  a   producir   tales  consecuencias,  pero  el  misterio  seguirá  estando  por  la  ausencia  de  testigos,  no  se  puede  afirmar  en  un  sentido  ni  en   otro,  ya  que  no  hay  nada  concluyente.

Entradas populares de este blog

Tragarse cristales, una enfermedad, ( Hyalophagia ).