La leyenda del fantasma del almendrita.

La  leyenda  del  fantasma  del  almendrita.

Resultado de imagen de oscuridad
     
     Esta es una historia de fantasmas, o de aparición, todo ocurrió en el año 1879, cuando llegó a la ciudad del Puerto de Santa María, una familia procedente de Alcalá, esta familia  se componía de Antonio Periañez Lagos, con su sobrino, Manuel Almendra Periañez de 18 años de edad, que era huérfano de padre y madre, y con su hermana un año menor, y también su tío abuelo llamado Francisco Periañez Salcedo.

     El tío Antonio se dedicaba a cantar en la iglesia y con ello mantenía su familia, esta parroquia en aquella época era muy rica, que tenía entre su seno multitud de clérigos, por su capacidad económica.

     El 2 de junio como hemos dicho del año 1897, aproximadamente a las 9 de la noche fallece a consecuencia de una tuberculosis pulmonar Manuel Almendra Periañez, enfermedad muy común en aquellos tiempos, y contagiosa, que producía una muerte agónica por asfixia, esta muerte fue certificada por el médico don Lorenzo Barrios.

     Manuel antes de morir en el transcurso de la enfermedad, pasaba casi todo el tiempo sentado en el cierro de la ventana de su casa, ya que la enfermedad le impedía estar acostado, en la calle Santa Clara de esta ciudad donde vivía.

     Ya en el año 1996 concretamente el 24 de noviembre, el jerezano Enrique Perez , escritor y profesor, publicó en el Diario de Cádiz, con el titulo de “Un fantasma en Santa Clara“, con un subtitulo que decía “Te vas a quedar como Almendrita“.

     Anteriormente el periódico local del Puerto de Santa María, había escrito  después de pasadas dos semanas de la muerte de Manuel, con el título “Un muerto que aparece“, y que relataba la siguiente noticia “La fantasía popular que abulta tanto los hechos aglomera todos los días en la calle Santa Clara un inmenso gentío que se agolpa, para ver estampado, según dicen en un cristal de un cierro el rostro de un joven, que hace poco tiempo dejó de existir, las comadres del barrio comentaban el hecho entre gentes de  la localidad y no del pueblo por desgracia, dando carácter de verosimilitud a tan graciosa invención”.

     El periodista acudió en busca de la noticia, al propio lugar una tarde del 16 de junio de 1897, y se encontraba delante donde supuestamente se había consumado la aparición fantasmal, este periodista al día siguiente publicó una crónica de lo que vió, dando todo tipo de datos, y relataba como una niña de la calle le refería a el que seguía viendo el rostro, en el cierro a este hombre llamado Manuel en el cristal de la ventana, no tardó mucho tiempo en que muchos lugareños se desplazaran a contemplar la aparición.

     El periodista refería como casi media ciudad desfilaba frente al cierro, que motivó que los dueños tuviesen que quitar los cristales de las ventanas, pero la gente decían que lo seguían viendo en las propia oscuridad del cierro, que incluso en una farola de gas que se encontraba próxima por la noche se le veía en los cristales el rostro de Manuel.

     El Señor Periáñez sufrió la pena de la muerte de su sobrino, pero estas molestias continuas de estos visitantes estaba perturbando la tranquilidad, de el y de su familia que incluso estaba enfermas, y solicitó al alcalde que pusiese una pareja de guardias civiles, para evitar esta situación.

     De aquí viene el dicho antiguo y popular que dice “Te vas a quedar como Almendrita”.

     Esta claro que puede que mucha personas quizás, por el momento o incluso pudieron ver algo anormal, sea como fuere esta leyenda existió, que recorrió lo mas profundo de estas calles del barrio alto, en donde la miseria inundaba la propia existencia, de  gentes  que en  muchos  casos  sobrevivían  a  duras penas.


Entradas populares de este blog

Tragarse cristales, una enfermedad, ( Hyalophagia ).