Historias de hospitales misterios.



Historias   de  hospitales  misterios.

Resultado de imagen de hospitales

     Una historia que se contaba a modo de leyenda, en la segunda mitad de los años 80  en Granada.

     Los protagonistas de esta historia eran gentes conocidas,  con sus nombres y apellidos y  mucha  gente  no  duda de que fuese verdad.

     Los hechos ocurrieron en  un hospital  infantil, que estando en la recepción una enfermera  , y que en un momento dado llegó una joven pálida y preguntó por el estado de su madre, ya que había sido operada de un tumor.

     La enfermera le indicó el número de la habitación en la que se encontraba su madre.

     Al poco tiempo aparece la joven corriendo en busca de nuevo de la enfermera de recepción, y solicitó hablar con el médico que habían tratado a su madre, la enfermera con el busca localizó a la anestesista y esta subió con la joven a la tercera planta donde se encontraba su madre.

     No pasaron mas de diez minutos, hasta que volvió de nuevo la joven diciendo que  quería ver al médico que atendía a su madre, la  recepcionista extrañada llamó de nuevo a  a la anestesista, y esta le indicó que no había podido atender a la joven porque estuvo atendiendo una cesárea urgente, pero que la tenía delante y la atendería tan pronto fuese posible.

    La recepcionista, le respondió que no era posible porque estaba con ella, no sabían lo que estaba pasando y se lo tomaron a broma, pero la anestesista hecho la llave a  la sala de espera donde se encontraba sentada aquella joven para aclarar aquel enigma, y estaba muy pendiente de cuando necesitase que le abriese.

    Por su parte la  recepcionista le dio un nuevo pase a esta joven para que volviese a subir, y esta subió por las escaleras pero nunca llegó y  la  anestesista  viendo que no llegaba, llamó nuevamente a  la  recepcionista  que le comentó que hacía varios minutos que había subido, extrañada la  anestesista  abrió con llave la sala de espera cual fue su sorpresa que en su interior no encontró a nadie.

   Se creó una situación  increíble, y de asombro, lo pusieron en conocimiento del celador que incluso llegó también a recordar la fisionomía de la joven, y todos empezaron a buscar a esta joven por todo el hospital, desde las plantas superiores hasta el mismo sótano, sin que tuviese ningún fruto, había desparecido sin dejar nada de rastro.

     Varios días después de la operación de la señora que fue operada de un tumor fue enviada ya a planta, y la anestesista, que aun vagaba por su cabeza, lo ocurrido días antes,  victima de la curiosidad, visitó a esta mujer y se encontró con su marido y uno de sus hijos.

     Sobre la mesita de noche se hallaba la foto de una joven que pronto reconoció la  anestesista , como la joven que días antes había preguntado por su madre, la  anestesista  le dijo a sus familiares que su hija les había gastado una broma a ella misma y a la enfermera de recepción.


     Tanto el padre como el hermano, al escuchar lo que estaba diciendo provocó que la sacasen de la habitación en actitud de enfado, y le contestó que su hermana había muerto hacía dos años en un accidente de tráfico.
  
       Una  leyenda  y  para  otros  una  realidad,  es   un  caso  inmerso  en  hechos  que  se  han   venido  contando  de  hace  ya  algunos  años. como  siempre   en  todos  los  casos  siempre  esta  halo  de  duda,  por  las  características,  aunque  como  siempre  quien puede saberlo.

Entradas populares de este blog

Tragarse cristales, una enfermedad, ( Hyalophagia ).