Personas cargadas de electricidad, ( Casos reales ).


Personas  cargadas  de  electricidad, ( Casos  reales ).

Resultado de imagen de personas   rayos

     Empezaremos diciendo que el primer caso al menos documentado de una  persona cargada  de  eléctricidad, consta desde el año 1846, una persona originaria de Francia llamada Anguelique Cottin, que contaba con tan solo catorce años de edad, y que fue en una fecha donde todavía no se empleaba la electricidad, al menos para la gente cotidiana, es por ello que el caso de Anguelique fue al menos llamativo, y misterioso.

     Todo ocurrió durante un periodo de diez semanas, cuando Anguelique tocaba un mueble este era lanzaba al otro lado de la habitación, a causa de un choque eléctrico provocado por Anguelique, y a su vez cuando estos muebles era tocados por cualquier persona recibían una descarga eléctrica.

     Cuando la muchacha se acercaba a una brújula esta se enloquecía de un modo inusual sin ninguna causa aparente.

     Anguelique a sabiendas que todo lo que tocaba lo volvía con carga eléctrica,  rehusaba tocar ningún objeto, esto provocó sumirla en una profunda depresión.

     El caso de Anguelique es de los pocos existentes que tienen una documentación fiable, este caso fue informado en su fecha por el físico francés Francois Arago, a nivel científico y médico se denomina como “síndrome de alto voltaje”, muchos casos han sido estudiados en laboratorios prestigiosos como pueden ser en la antigua Unión Soviética, o en los Estados Unidos.

     En la obra Phenomena, de Robert J. M. Rickard y Joni Michell, se documentan un número importante de casos de estas características, en esta obra se relata el caso de Jennie Morgan, una joven que residía en Sedalia, Missouri.

     En este caso se relata por testigos y por ella misma, como saltaban chispas del cuerpo de Jennie, y a los que les daba la mano sufrían una descarga eléctrica, que les provocaba un desmallo.

     Otro caso documentado y que aparece en la obra Phenomena es el de Caroline Clare, como en el caso anterior tenia el cuerpo electrificado, y además sufría un magnetismo que provocaba que todos los objetos metálicos tales como cuchillos, tenedores, etc, se les pegaran a su cuerpo con fuerza.

     Por citar otro caso fue el de Frank Mcknistry, de Missouri, y relataba como durante una caminata, no podía parar de andar a causa de que sentía como sus pies se quedaban pegados al suelo, ya que tenía en su cuerpo una fuerte carga eléctrica.

     Si queremos dar una explicación a todos estos casos, hay que decir que todos los seres humanos, generamos pequeñas cantidades de electricidad, y que para que las neuronas cerebrales puedan funcionar necesitan pequeñas descargas  eléctricas , ( sinapsis ), antiguamente se utilizaba las descargas eléctricas, en los tratamientos de enfermedades mentales, y psicológicas.

     Al día de hoy no se sabe las causas por las que hay algunas personas que sufren de este trastorno, la ciencia sigue investigando, para averiguar, que es lo motiva, esperemos que pronto se aclare, y se resuelva este misterio.



Entradas populares de este blog

Tragarse cristales, una enfermedad, ( Hyalophagia ).