¿Puede el ALMA de una NIÑA habitar una MUÑECA de porcelana? - KIKUKO y Okiku

¿Puede el ALMA de una NIÑA habitar una MUÑECA de porcelana? - KIKUKO y Okiku 













     La história  desafortunada de Kikuko y de su amiga inseparable llamada Okiku, una muñeca de porcelana, de cabello negro que  le bajaban  por los hombros, cuya indumentaria era un Quimono, y de rostro blanquecino, y ojos oscuros.

     Esta muñeca  llamada Okiku, fué un regalo de su hermano Eikichi Suzuki, a su hermana Kikuko.

     Siempre la pequeña Kikuko, de edad de dos años, estaba siempre junto a su amiga y jugaban todo el tiempo, era casi como una hermana para ella, y le decía : “ Siempre serás mi mejor amiga y estaremos juntas hasta el final .” esta pobre niña inocente, que en su cara siempre brillaba la bondad, no podía imaginar que su vida acabaría tan solo a los trés añitos, victima de la peste blanca, todos lloraron su perdida desconsolados.

     Los familiares de la pequeña Kikuko, quisieron de alguna forma mantener su recuerdo, de este ángel del cielo, y le hicieron una pequeña capilla, en donde se encontraba en el centro de la misma, quien estuvo con ella hasta el final, hasta su ultimo aliento, su amiga inseparable, como fue esta muñeca de porcelana, llamada Okiku.

     Sorprendentemente, y cuando ya habían pasado unos tres días, la madre de Kikuko, apreció que la muñeca estaba sufriendo una especie de transformación física, como fue que su cabello había aumentado.

     La madre de Kikuko,   vió estos hechos como algo natural y  pesó que el espíritu de su pequeña, se encontraba en la propia muñeca de porcelana.

     Al llegar la Segunda Guerra Mundial, hizo que toda la familia tuviesen que desplazarse hacia otro lugar, y el destino de la muñeca de porcelana, fue el templo de Mannenji, en la ciudad de Iwamizawa, la familia puso en conocimiento de los monjes del templo,  que este objeto no era una simple muñeca de porcelana, sino que tenía poderes del mas allá.

     Cuando pasó algo de tiempo, los monjes comprobaron,  que la que fue en tiempos la amiga inseparable de Kikuko la pequeña, que su cabello crecía, incluso se lo cortaban y crecía nuevamente, como si fuese un manantial de vida.

     Se llegó incluso a registrar las veces que se le cortaba el cabello, con fotografías, realizando un registro de todo lo acontecido.

     En Japón es una história conocida por todo el mundo, incluso es muy visitada, esta en una caja de madera, y el caso ha hecho que incluso se le halla investigado científicamente, cuyo resultado concluyó o al menos hasta donde se pudo determinar, que la naturaleza del cabello es de origen humano.

     Es un misterio,  que parece  sin duda  que algo extraño sucede, los testigos, y las pruebas parece indicarlo, o también puede entrar dentro de la fe, las creencias espirituales, todo ello es valido, y que se ha mantenido tras los años y  sigue  produciéndose en  la actualidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tragarse cristales, una enfermedad, ( Hyalophagia ).