BRUNO ARMADIO, (niños llorones), MISTERIO........



BRUNO ARMADIO,  (niños  llorones), MISTERIO........


Resultado de imagen de SEGUNDA  GUERRA  MUNDIAL

      El mundo del arte en muchas ocasiones, ha sido motivo de múltiples enigmas y misterios, los propios artistas pueden ser personajes muy particulares, en muchos casos fruto de ser genios, y poder ver cosas vetadas para el resto de los mortales.

      Voy a relatar el misterio de un pintor italiano, concretamente de Venecia, llamado Bruno Amadio, que nació, allá en el año 1911 y murió en el 1981, y que también se le conocía como Giovanni Bragolin, o el pintor maldito.

     Este pintor participó en la segunda guerra mundial, como soldado, y durante la misma vio como los niños,  fueron unos de los mayores perjudicados victimas del hambre,  y de la destrucción, puede que las caras de estos pequeños en el mayor parte del tiempo reflejasen el llanto, causado por el propio desconsuelo, y miseria.

     Todo ello hizo que Bruno Amadio, sintiese la necesidad de reflejar en sus cuadros, todo aquello que estaba ocurriendo delante de su propia vista, y que no podía hacer nada por evitarlo, solo podía dejar de alguna evidencia.

     Tras la guerra se instaló en Sevilla, lugar de grandes artistas de la época,  donde se vivía en la propia vida el arte de vivir, un culto a la existencia y a los jardines del edén.

      Se contaba que este artista  Bruno Amadio, realizó entre muchas obras de pinturas, unos 27 cuadros de niños llorando, donde se reflejaban sus rostros tristes llenos de desconsuelo, y que se inspiró en lo vivido por el en la segunda guerra mundial.

      Estos 27 cuadros parecen que tienen alma, que van más allá de todo lo artístico, que transmiten y reflejan multitud de sentimientos.

     Pero existe una leyenda negra que acompañó a estos cuadros de los niños llorones, sobre todo a los que la poseían ya que parece que les acompañaba la desgracia.

     Se contaba la historia de que este pintor,  quiso dejar de ser un pintor mediocre e hizo un pacto con el propio diablo, y que es por ello que tuvo la fortuna y el excito, pero sus obras según algunos estaba envuelta en esa maldición.

      Esta leyenda negra se fundamentaba en hechos que ocurrieron,  como fue un incendio que ocurrió, y que todo quedó absolutamente destruido,  y solo se salvó un cuadro de un niño realizado por este pintor, y parece que en las casas que poseen estos cuadros originales arden y se producen fenómenos no terrenales, verdad o no, puede que sea solo leyenda y nada más.

      Una leyenda muy contada de estas pinturas, refiere como hizo un retrato de un niño de un orfanato, y unos años mas tarde el mismo se incendio, y murió el niño que fue retratado, y como el espíritu de ese pequeño moraba en el propio cuadro.

     Y como al ver el cuadro se siente la presencia de este niño, con sus ojos llenos de lagrimas, y una mirada tierna, llegando a seguirte con la mirada.


     No cabe duda que la propia alma del pintor, pudo transmitir su propio reflejo, de lo que vivió y quedó impregnado en sus cuadros, toda aquel horror de la segunda guerra mundial muerte y hambre, y el desgarro de familias, de madres e hijos, y tantas atrocidades que se vivieron, pasajes negros de la historia.


 Puede  interesarte: LA  LEYENDA DE LA DAMA DE BLANCO.


                                                 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tragarse cristales, una enfermedad, ( Hyalophagia ).