Se revelan misterios del otro lado, de tiempos pasados.



Se  revelan  misterios  del   otro   lado,  de  tiempos  pasados.


Resultado de imagen de playa de a lanzada  de  noche

      Galícia siempre fue una zona de España,  de donde nos llegaron multitud de misterios ancestrales, leyendas y mitos, aunque en esta ocasión como vamos a comprobar, la propia historia certifica hechos ancestrales mediante hallazgos efectuados recientemente, en un lugar cercano al mar.

     En una playa de tradición esotérica, que se llama playa A Lanzada, (Sanxenxo, Pontevedra), en donde algunas mujeres que tienen problemas de fertilidad, y como rito ancestral, y llegando finales de el mes de agosto, van a esta playa se esperan a que se formen nueve olas de agua salada, para sumergirse acto seguido en las mismas, y con todo ello según la tradición lugareña, se soluciona tal problema y llegan los esperados bebes.

    En el lugar concreto,  donde se celebran estos rituales por parte de algunas mujeres, recientemente la arena de esta playa a dejado al descubierto los restos de trece niños pequeños, parece indicarse por estudios, realizados a tal fin que la sitúa en la época del imperio roma, en un buen estado de conservación.

    Hay que decir que existe un cementerio cercano de esa época, y ademas la necrópolis es muy extensa, que puede llegar hasta donde están construidos los mismos chalet.

    Además han  aparecido llegado de los ancestros de los Gallegos, entre la arena un yacimiento donde se han encontrado lo que parece un libro o mas bien parte de el , como son hojas sueltas, que habla de épocas de Edad de Bronce llegando hasta los míticos guerreros Vikingos, y Sarracenos, aunque también se encontró media enciclopedia en la superficie sobre la arena en otra zona cercana, en lugar que llaman “Castro”.

    Todo esto no es una sorpresa en el lugar, ya que desde siglo XX se han llegado a recuperar hasta un centenar de restos humanos, de época romana, anterior a los cristianos, una cosa verdaderamente aterradora,  es que aun entre los cuerpos encontrados se han  podido apreciar signos de tortura, y con cuerdas de esparto en las manos, incluso con sus nudos, todo ello gracias a que la arena ha hecho posible esta conservación durante miles de años.

    Ademas de los restos humanos hallados, se han encontrado otros tanto de animales como son de jabalíes, perros, gallinas, lobos, pero quizás lo mas internaste sea el resto cetáceos y otro de un alca gigante, que se ubica en el siglo II antes de Cristo.

    El estudio realizado en el laboratorio Beta Analytics de Miami, a los trece bebés encontrado en estas dunas, y de restos de una mujer reflejaron que los mismos murieron con muy corta edad, y aproximadamente entre los siglos I y el II después de Cristo, pero los de la mujer reflejaron que no era de tiempo de los romanos.

    Esta mujer a la que se le llamo Cornelia, se pudo comprobar que databa asombrosamente del siglo V, de época de los Suevos, y desde entonces se hallaba descansando el sueño eterno en las dunas del lugar, y su estudio revela que fue una mujer de aquella época que trabajo en exceso, por la revelación de su desgaste oseo, y murió de un modo agónico, retorciéndose de dolor y sufrimiento.

    En el mismo lugar donde encontraron a Cornelia, salieron a la superficie de las  arenas  otros dos esqueletos a la luz, llegados del pasado, los tres restos humanos estaban enterrados en cajas de madera, e increíblemente se conservaban clavos de hierro, de estos féretros.

     Este yacimiento de A Lanzada, fue un lugar de vida bulliciosa, y activa, en donde se trabajaba, existía una gran actividad comercial, incluso ánforas de la legendaria Bética, de Itálica, (antigua Andalucía), como también de Rodas, Chipriotas y Africanas.

     Es curioso como afloran los restos de esas vidas que estaban llenas de ilusión, de luchas por la supervivencia diaria, y todo ello concluyo en unos testigos del propio ocaso del pasado, sin mas, como parte de una construcción, en marcha que sigue hoy día . puede  que te  interese  este  otro artículo  relacionado.


     La espiritualidad que puede albergar estos lugares, y esa impronta dejada, es lo que nos puede hacer pensar en la existencia de testigos del pasado que se niegan a morir sin que su recuerdo sirva para nosotros mismos para nuestra propia vida, aun llegadas de milenios  atrás. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tragarse cristales, una enfermedad, ( Hyalophagia ).