El enigma, la Virgen de Lourdes




El enigma, la Virgen de Lourdes.



 


     Uno de los grandes misterios, donde la fe juega una papel importante y donde las pruebas de los hechos, son también relevantes, es el caso de la Virgen de Lourdes en Fráncia.

     Empezaremos relatando, que en una pequeña población llamada Lourdes, en Francia,  se vivieron hechos sobrenaturales.

     En el año 1858 concretamente el jueves 11 de febrero, una niña de 14 años, de nombre Bernardette Soubirous, que se hallaba junta con su hermana, Marie y una amiga estaban en el río, buscaban leña para su casa.

     Marie y su amiga cruzaron el río, y Bernardette siguió buscando leña en la orilla del río.

     En la tranquilidad propia del lugar, de pronto se escuchó como una especie de trueno, no le dio importancia, pues pensó que era una tormenta.

     No tardó en darse cuenta, que los sonidos procedían de una cueva, que  llamaban Masabielle.
Bernadette, entró en la gruta de donde procedían los ruidos, ese día no hacía viento, y sin embargo vio como se movían las matas de un rosal que se hallaba sin hojas, ya se encontraba asustada y no tardó en ver que del interior de la gruta, que emergía una especie de luz, acompañada de una nube.

     De pronto una mujer joven y hermosa, salió y se sentó en la entrada de la gruta encima de las matas de rosas, a continuación esta mujer sonrió a Bernadette, increíblemente desapareció aquella sensación de miedo, tornándose, otra de amor inmenso. De  pronto, se arrodillo ante esta mujer.

     Bernadette empezó a rezar el rosario, acompañada de esta Señora, que le hacía compañía, que rezaba el Padre Nuestro, y  el  Gloria, al poco se perdió nuevamente en el interior de la gruta.

     Bernadette, fue corriendo a su casa, a contar lo sucedido, pero en principio nadie la creyó.
Pero ella nuevamente visitaba la gruta de Marsabielle, a dar encuentro a aquella Señora que se le aparecía y rezaba con ella el Rosario, durante 6 meses estuvo yendo a visitarla.

    En alguna ocasión fue acompañada por algunos vecinos para intentar confirma, que eran verdadera la versión que la joven estaba dado, pero nunca se pudo comprobar, no obstante hubo un grupo de gentes que se arrodillaron a rezar, eran creyentes.

     En el 25 de febrero de 1858, la Virgen le indicó a Bernadette, que hiciese un hoyo, que encontraría agua, con la cual debía de beber y lavar su ropa.

     Bernadette, apresuró y empezó a hacer el hoyo, la gentes le preguntaban extrañadas, cual era la razón por lo que lo hacía, y ella respondió que la Señora se lo había dicho, que encontraría agua, y que debía de beber en ella, las gentes en ese momento empezaron a reír, incrédulas.

     Al poco fue brotando agua del hoyo que la niña estaba haciendo, los presentes se quedaron sin habla, esa agua que se convertiría en la fuente de las curaciones.

     La Virgen le dijo a la joven que todo aquel de bebiese el agua, sería curado.

    Y que hiciese en ese lugar una capilla.

     Bernardette, se lo dijo al cura de Lourdes, y no creyó nada.

     En el día de la Asunción, el 25 de Marzo, la Virgen le dijo que ella era “la Inmaculada Concepción, ella fue nuevamente al cura de Lourdes, y le dijo lo mismo que le dijo la Virgen María, el párroco  entendió rápidamente que no se podía tratar de una falsa, ya que la joven no podía tener semejantes conocimiento por si sola.

     Y se construyó la capilla y se convirtió en un lugar de curaciones y de  culto.

     A los cuatro años, la Iglesia declaró que eran ciertas las apariciones y las curaciones que se producían, pasado el tiempo el agua,  sigue curando a miles de personas que visitan este santuario, en Lourdes.


     Puede que te pueda interesar: LA LEYENDA  DEL  CASTILLO  DE  SANTA  BARBARA, ( Juan Manuel García ).


                                                                  

Entradas populares de este blog

Tragarse cristales, una enfermedad, ( Hyalophagia ).